Inicio
Alimentos
Biodegradables
Productores
Recetas
Procesos
Canastas

Tienda
Comunidad
Comentarios
Contáctanos
Enlaces

de la Tierra busca ayudar a pequeñas empresas a destacar y llevar sus productos más lejos por lo que apoyamos a los agricultores mexicanos consientes de la problemática ambiental que buscan un cambio que favorezca al medio ambiente y al ser humano. Actualmente contamos con más de 10 productores que ofrecen productos orgánicos de todo tipo, pero con tu ayuda seguiremos creciendo y apoyando a ese sector de la población e iniciemos a consumir productos mexicanos hechos en México por mexicanos.

Nuestros productores son:

ALPÍZAR
Bosque de Niebla

CUSIBANI
Ellos son productores de dulces y sazonadores elaborados artesanalmente de deliciosos y diferentes sabores. Al mismo tiempo que todos sus ingrdientes provienen de pequeños productores por lo que no estas ayudando sólo a una pequeña compañía sino a muchas otras que intentan crecer poco a poco mejorando día a día sus prácticas. Algunas cuentan con certificación orgánica de una agencia o con la certificación participativa por lo que puedes estar seguro que los productos son orgánicos y mexicanos. Estos productos encontrarás calidad de las manos oaxaqueñas con un sabor único que no contiene conservadores, colorantes ni sabores artificiales.

Historia
. Su primer nombre comercial, fue el de Biorgánica, sin embargo al no poder registrarlo optaron por cambiar a Cusibani. Muy al estilo de la vieja cocina europea, se fueron añadiendo especias, verduras y sazones de nuestro gusto, con especial influencia de la cocina Istmo Zapoteca; así de pronto, comenzaron a combinar frutas con legumbres, con cereales, con condimentos típicos de las diferentes regiones de la cocina indígena popular. Flores y especias olvidadas, por la conveniente y avasalladora era moderna, en la que se privilegia el comer y no el de alimentarnos, encontraron espacio en nuestros recetarios. En el año 2001, iniciamos una serie de Restaurantes en los que pusimos en practica, dichas recetas, y después de tres años de esfuerzo y dedicación, decidimos cerrar este capitulo, y dedicarnos de lleno a la investigación de la cocina indígena. Durante dicho lapso en los que mantuvimos los restaurantes, tuvieron la oportunidad de realizar diferentes análisis y distinguir vicios del gusto popular, por lo que enfocaron la atención en continuar con el proyecto de divulgación alimentaría.
La sal refinada prácticamente no tiene ningún beneficio para el cuerpo. Por el contrario, es responsable de causar numerosos problemas de salud, incluyendo los cálculos biliares. La única sal que el cuerpo puede digerir, asimilar y utilizar de manera apropiada es la sal marina sin procesar o refinar y la sal de roca. Para que la sal sea de utilidad para el cuerpo, necesita penetrar la comida, esto es que la humedad de las frutas, verduras, granos y legumbres disuelva la sal. Si la sal se usa en estado seco, entra al cuerpo sin ionizarse y produce sed (una señal de envenenamiento). Causa mayores daños al no ser propiamente asimilada y utilizada.

ECOHORTALIZA
Ellos te invitan a probar y descubrir el sabor único de sus productos, con la seguridad y confianza de que lo que comes es saludable, y viene directo del campo a tu mesa. Aprende sobre el valor nutricional y energético de cada uno de sus productos para que puedas idear nuevas y originales formas de alimentar a tu familia. Disfruta de las deliciosas y frescas deliciosas lechugas, hierbas de olor y verduras.

Historia. Su historia ha sido una de esfuerzo y persistencia, donde ahora de recogen los frutos del cariño y apoyo que ha recibido y los llevan hasta tu mesa.
Su objetivo es producir hortalizas de la mas alta calidad, por lo que riegan con aguas de pozo profundo y no utilizan ningún tipo de químico, lo que hace a sus productos sean 100% orgánicos. Ellos creen firmemente en la intención y motivación, y la de ellos siempre ha sido el compartir el amor que siento por las plantas y la naturaleza lo que te asegura que ellos sólo quieren lo mejor para ti y para tu familia. De esta forma creen que EcoHortaliza no solamente alimenta el cuerpo sino también fomenta valores fundamentales como el respeto y la salud.

LACTO NATURA

NOCON
En NOCON se dedican a la elaboración de productos no contaminantes para uso en la agricultura, en la industria, en el hogar y en el area cosmética, siguiendo procedimientos estandarizados. Buscan convertirse en el proveedor líder en Latinoamérica de insumos y productos para la agricultura, el hogar y la industria, que sean amigables con el ambiente, resolviendo las necesidades actuales de nuestros clientes, externos e internos, sin comprometer los recursos de las generaciones futuras. Mantener un compromiso constante hacia la calidad y la excelencia en nuestros productos, servicios, procesos y organización. Buscamos contribuir a un mundo mejor, un comercio justo y un nivel de vida digno.
Estado de Mexico.

RANCHO ECOLÓGICO “EL AMATE”
Christian Geradon Delnooz nace en Bélgica en 1955. Después de unos estudios superiores incompletos en agronomía, viaja en 1975 a Latinoamérica en que reside y trabaja sucesivamente en el Perú, México, Guatemala, Costa Rica, y México nuevamente, país en que terminó sus estudios de agronomía en 1985 y del que adopta la nacionalidad en 1988. Alternativamente profesor de Francés y conductor de turismo entre 1975 y 1983, se desempeña entre 1986 y 1990 en la promoción social en comunidades rurales marginadas, y funda, con su esposa Fabiola González, el Rancho Ecológico El Amate en 1989, empresa a la que esta dedicado de tiempo completo desde entonces. Ha publicado el folleto “Agroecología: pistas para la agricultura natural” en 1989. y varios artículos sobre ecología, temas sociales y agrícolas. También ha participado en cursos, seminarios e impartido conferencias sobre los mismos temas. Fabiola González Urenda nace en México, D.F. en 1959. Después de distintos trabajos como secretaria, pedicurista y vitralista, estudia agronomía entre 1980 y 1985 y se gradúa de ingeniera agrónoma en 1986. Reside en distintas comunidades rurales de 1983 a la fecha, y trabaja en la promoción social con mujeres rurales marginadas entre 1986 y 1990. Conjuntamente con Christian Geradon, funda el Rancho Ecológico El Amate en 1989, y se especializa en la tranformación a mermeladas, ates y licores de las distintas frutas que ofrece su agraciada región. Ha participado en multitud de cursos y seminarios sobre temas de industrialización de productos agrícolas, y comparte frecuentemente sus conocimientos con grupos de mujeres rurales deseosas de mejorar su nivel y calidad de vida mediante la transformación artesanal de productos del campo a conservas naturales, tema en que se ha vuelto una reconocida experta. Amanda Tonantzin y Fabiola Quetzalli nacen respectivamente en 1989 y 1993. Su infancia es parte de los vaivenes del Rancho El Amate, y han compartido con sus padres el esfuerzo común que constituye mantener de pie el rancho familiar, sus sacrificios y sus alegrías.

Historia. A principios de 1989, compraron un predio de cuatro hectáreas en el paraje El Amate, en las afueras del pueblo de Chalmita, en el sur del Estado de México, y quisieron experimentar “en carne propia” las recomendaciones agroecológicas que hasta ahora venían prodigando a los agricultores de la zona mazahua. Todo estaba por hacer; a la vez proyecto de vida familiar y campo experimental, estában convertidos en neorrurales, con el sueño que hasta entonces tenían en la cabeza, ahora cargado a cuestas. En 1989, construyeron el camino de acceso, movilizando cientos de metros cúbicos de tierra y piedras. En 1990 plantaron el primer millar de árboles frutales, manzanos y duraznos, seguidos en años posteriores con guayaba, cítricos, ave de paraíso y granada china entre otros. Construyeron la casa entre 1990 y 1991, año en que la pasaron a ocupar, con ya su bebita Amanda Tonantzín. Conejos, gallinas, guajolotes, patos, gansos, borregos y hasta una yegua, han contribuido a dar vida al rancho en esta primera etapa. El acceso a la electricidad implicó colocar en 1991 más de medio kilómetro de cables enterrados, lo mismo como, cuatro años más tarde, la línea telefónica. El agua potable consistió en captar, en el verano de 1992, un manantial situado a dos kilómetros de distancia, en el monte, al pie de la zona arqueológica de “El Castillo”. Estas realizaciones implicaron aprender sobre la marcha gran número de habilidades tales como carpintería, plomería, albañilería, mecánica y electricidad, y desarrollar algunas ecotecnias. Su segunda hija, Fabiola Quetzalli, nace en 1993. Poco a poco se va efectuando la entrada en la comunidad; la convivencia con las mamás del jardín de niños y la escuela primaria nos aceleraron el proceso; en cambio, en pocos años, vimos con cierta congoja la economía pueblerina cambiar desde la agricultura campesina hacia un modo de vida más suburbano, con una continua emigración de los jóvenes principalmente hacia los Estados Unidos, lo que creo un pequeño obstáculo y desalentaba pero ellos nunca se dieron por vencidos. Ante la excesiva pedregosidad del terreno, optaron por construir poco a poco “tecorrales”: muretas de piedra seca, perimétricas y divisorias. Durante tres años, entre 2000 y 2002, surtieron de verduras frescas grupos de consumidores naturistas de Cuernavaca y Malinalco. A la vez que se hacía el extenso trabajo manual, estudiaban y experimentaban sobre agricultura ecológica, y en 1994, pasaron a formar parte del naciente movimiento por la agricultura orgánica, aunque están certificados desde 1992. Durante estos años, han recibido a gran número de visitantes, participantes a cursos y eventos, sumándose a las luchas locales por la defensa del ambiente, mantenido activamente contactos con otros pioneros en agricultura ecológica de todo el país. Ante las adversas condiciones en que se ha comercializado su fruta fresca, optaron por procesarla; mermeladas, ates y licores se elaboraron primero en la cocina familiar, luego en un taller provisional, y desde 1999, en un taller artesanal que permite un trabajo higiénico y eficiente de cantidades mayores, y el desempeño de un equipo de mujeres que nos segundan en esta tarea. ¿Cómo lograr una producción sustancial sin perder la esencia del proceso artesanal? La respuesta no esta escrita aún, y dependerá de la preferencia de los clientes hacia nuestros productos, que se comercializan con nuestra propia marca registrada, y con la marca de “Aires de Campo”
Malinalco – Estado de México.

TIERRA NATURAL
Ellos producen platos, vasos, cubiertos, servilletas, todos ellos desechables con la particularidad de que son biodegradables a los 90 días en composta. Estan hechos de fibras naturales insaboras e higiénicas, como la caña de azúcar y el bamboo. Estos productos obtuvieron la reputación de genuinos utencilios ecológicos validado con varios exámenes como SGS, FDA y GB national testing, etc. El proceso ahorra energía puesto que la tecnología utilizada maximiza la producción evitando cualquier tipo de contaminantes hacia el medio ambiente.

Historia. Lo más compun ha sido tirar los desechables al bote de basura después de su uso, creando toneladas de plastico contaminantes para todo el medio ambiente con la llamada contaminación blanca. Este tema esta preocupando a muchos gobiernos del mundo y se han dado cuenta de la magnitud tan grande del problema por lo que se vieron obligados a tomar cartas en el asunto e iniciaron el rediseño de envases y productos para controlar y reducir los desechos. Por lo que con esta preocupación surgió el apoyo para crear nuevas tecnologías amigables con la ecología que ayudan a reducir este tipo de contaminantes conviertiendolos en ayuda para las plantas.


 

Quienes SomosMisión
Visión
Tienda

Copyright © delaTierra Productos Orgánicos Todos los derechos reservados. Powered By Spawneditions